LA FORMA MÁS RÁPIDA DE CAMBIAR TU VIDA

leer

Tus padres te lo dicen desde que eres pequeño, también algunos profesores en el colegio, lo escuchas como eslogan de publicidad de librerías o lo lees en frases motivacionales en redes sociales. Es una actividad muy sencilla pero que realmente te hace aprender, evolucionar y madurar a pasos agigantados, sin embargo, tristemente la mayoría de las personas no lo hacen.

Leer. Leer todos los días ha cambiado mi vida. No me importa que esto suene muy trivial pero si realmente te interesa ser la mejor versión de ti mismo, ya estarías leyendo todos los días. “No tengo tiempo”, “Mi trabajo es demasiado importante”, “Si tuvieras mi horario tu tampoco podrías leer”. Uno no lee en sus tiempos de sobra, uno programa y dedica tiempo a leer.

Comienza por temas sencillos o que te gusten mucho, novelas, ficción, etc, pero hazlo todos los días. Ya que hayas logrado crear el hábito de lectura, pasa a temas más profundos y benéficos para tu alma y mente. Repito, pasa a temas más profundos y benéficos para tu alma y mente. Lee filosofía, psicología, historia, biografías, administración, autobiografías, reflexiones personales, sociología y desarrollo humano.¿Por qué hago énfasis en eso? Recuerda que antes de que existieran el radio, la tv, y otras tecnologías, los libros eran una de las pocas formas de entretenimiento. Así que si te la pasas leyendo novelas y libros de ficción, quizás aprendas algunas cosas y estimules tu imaginación, pero no estarás aprovechando al máximo los milenos de conocimiento plasmados en los libros que abordan temas de no ficción.

Me ha pasado varias veces que mientras estoy leyendo, una persona se acerca a mí y me pregunta en tono de burla: ¿Por qué estás leyendo libros de Autoayuda? Mi respuesta a esa pregunta siempre termina siendo más larga y muy diferente de lo que la persona esperaba, pero al final siempre se quedan sin saber qué responderme.

Creo que la palabra “Autoayuda” no describe al cien por ciento el género de literatura que pretende representar; “Desarrollo Humano” me parece un título mucho más acertado. Lo que no saben las personas que se burlan de los libros de desarrollo humano es que se requiere de humildad y valor para reconocer que algo está mal dentro de ti, y aún más valor para hacer algo al respecto.

Si vas por la vida sin aprender de experiencias ajenas vas a tardar mucho más en llegar a tus metas, o simplemente no las vas a cumplir. Se tiene que ser muy arrogante o tonto para pensar que no necesitas aprender más que lo que te enseñaron en el colegio o la universidad. Todos los problemas que hayas tenido, tengas o llegues a tener, muchas otras personas ya los han vivido (quizás con ligeras variaciones en las circunstancias), y es muy probable que una de ellas haya escrito acerca de ellos.

Los conocimientos y las respuestas para cambiar tu vida están a tu alcance, lo que pasa es que no quieres esforzarte. Invertir en tu desarrollo personal es la mejor apuesta que puedes hacer. Las personas que dicen “No tiene sentido leer, si necesito saber algo lo busco en internet” no entienden el significado de la palabra sabiduría. El estudio y la lectura no se tratan de aprenderse como máquina los libros de memoria (a menos que estudies medicina), se trata de recibir información, comprenderla, conectar ideas y como resultado expandir tu visión del mundo para cambiar tus paradigmas y mejorar tu vida.

En los libros he encontrado los mentores más importantes de mi vida, en los libros he encontrado las respuestas a preguntas filosóficas que no paraban de asediar mi mente, en los libros he tenido los maestros de cine que no podía tener en México, en los libros he encontrado el conocimiento que ha reforzado mi confianza para atreverme a crear mi propio camino, en los libros he encontrado las respuestas que me han ayudado a tener paz.

Deja de perder horas y horas en tu celular, apaga las notificaciones, toma un libro y atrévete a expandir tu mundo interior.

No digo que puedas aprender todo únicamente leyendo, la experiencia es básica para el aprendizaje, pero lo que sí es indiscutible es que la lectura te abrirá puertas que ni siquiera sabías que existían.