No Hay Lugar Más Grande que tu Interior

Interior

Un año que quiero conocer, un año que tiene muchas cosas escondidas. Hoy despierto y vivo cada segundo, el entumecimiento continúa desapareciendo, los días son más largos pero pasan más rápido, extrañaba vivir al borde del proceso fluyendo sin mirar atrás y sin adelantar mi mente a barreras inexistentes. Un día a la vez, equilibrio y progreso constante. Al fin me atreví a quitar las telarañas que bloqueaban mi luz interior y encontré dentro de mí las respuestas que tanto buscaba.

Estoy pasando por una etapa de transición muy fuerte; la batalla interior que libré durante dos años culmino en una etapa donde se juntaron cambios físicos, filosóficos, profesionales y amorosos, todo al mismo tiempo. Mi ser esta abrumado por tantos descubrimientos, tanto buenos como malos, y hoy busco ser totalmente fiel a lo que mi corazón me dicte. Estoy muy agradecido de estar más conectado con el universo y de haber recibido respuestas a las preguntas que bloqueaban el proceso de mi vida. Me costó mucho trabajo entender que mi vida no se trata de mí, si no del valor que puedo dejar dentro de otras personas. Hoy mis errores me han cobrado muy caro, pero han dejado marcado en mi alma un aprendizaje que me ha abierto los ojos a una nueva vida.

Además de todos los cambios personales, afortunadamente el año comenzó con muchas oportunidades de trabajo, ahora valoro mucho más el tiempo que tengo para escribir, leer, estar con mi familia y trabajar en proyectos personales; Tengo que aumentar mi disciplina para que mis metas no se queden atrasadas. Hace unas horas, mientras hacía mi lectura matutina, la palabra “Devoción” se clavó en mi mente; Es una palabra común que se escucha todos los días, mas sin embargo, nunca me había detenido a analizar a fondo el poder de su significado. Devoción: dedicación profunda, apego a una persona, una cesión o apropiación para cualquier propósito, la entrega total a una experiencia, persona, propósito o causa. El universo se encarga de que las cosas lleguen a tu vida en el momento que las necesitas, y creo que la palabra devoción es clave en esta etapa de mi proceso personal.

Mirar al pasado y ver como se conectan los puntos hasta llegar al presente, me ha ayudado a entender quien soy. Ahora comprendo que el Karma es simplemente un reajuste del equilibrio natural de la vida; Y todavía más importante, un gran maestro que sirve como espejo de tus errores. En mi proceso de maduración me he dado cuenta que todo tiene su tiempo determinado, por más que quieras forzar algo, si tu alma no está preparada, no vas a cumplir tu cometido (en el tiempo que tu quieres). Fallar en tus metas personales es frustrante, mas sin embargo cada falla te acerca más a cumplir tu objetivo final.

No puedo mentir, hoy despierto acostado en mi cama lastimado por los golpes de mis errores, pero sin embargo, aún con mi cuerpo adolorido, decido levantarme a seguir luchando sin miedo a equivocarme.